Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/13/d537853208/htdocs/clickandbuilds/Sextremadura/wp-content/plugins/suscriptflech/admin/includes/custom-metaboxes/init.php on line 746
PREGUNTA TRAMPA:¿Ha leído usted en el último año?

PREGUNTA TRAMPA:¿Ha leído usted en el último año?

Autor/a : Rubén Vizcaíno Balsera

Contenidos Educativos

La Encuesta encargada por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) asegura que el 40% de los españoles no lee al cabo del año.

La Junta de Extremadura no debe caer en la trampa de estos “resultados manipulados”

Estimados señores “hacedores de encuestas interesadas” cuyas respuestas retratan al españolito como “analfabeto del tercer milenio”:
-“En la vida existían tres cosas que hacer antes de morir: Ser padres, plantar un árbol y escribir un libro. Para mejorar “sus” resultados, tendríamos que añadir una cuarta, porque ya no basta con escribir un libro. Además… “habrá que leerlo”.

Como resumen a la interpretación de las respuestas de la encuesta de la FGEE, ha transcendido a la opinión pública que el 40% de los españoles no lee al cabo de los 365 días del año, y no sienten “curiosidad” por el mundo de la Cultura…
Señores editores… “Ni por asomo”.

Desde estas líneas, falsamente condescendientes con su problema, sólo aspiramos a que la Junta de Extremadura, no les siga el juego, porque en estas valoraciones se encierra un chantaje encubierto, a las Administraciones Públicas para que les solucionen su problema de falta de ventas. Porque no hay cosa más fea que un político que gobierna a analfabetos… ¿verdad? La FGEE, busca seguir marcando el ritmo en la elaboración de los contenidos a absorber por parte del alumnado y del lector español.
¡Cuidado! porque, entre las valoraciones que realiza la FGEE, se advierte del uso de las nuevas tecnologías a la hora de “consumir” Cultura, y por dicha razón, “aspiran a controlar sus contenidos”. La Junta de Extremadura prepara para el 2017 las nuevas licitaciones que pondrán al día los contenidos docentes en la red educativa de nuestros centros docentes. Nuestra apuesta por Rayuela, Avanza, Escholarium, debe ser revisada.

¡Ojo! Porque la introducción en las aulas extremeñas de las plataformas de contenidos administrativos y docentes como Rayuela, Avanza y Escholarium, han externalizado la privacidad de contenidos puestas en manos de grandes editoriales y empresas que licitan soportes y contenidos por igual.
En Extremadura se “aconseja” al profesorado sobre la posibilidad de elaborar sus propios contenidos, unificados por los departamentos de los centros docentes y acordes con la Ley de Educación del momento. Si dicho hecho, dejara de ser un consejo para convertirse en una realidad necesaria, los padres y el gobierno autonómico, ahorrarían “mucha pasta”. La situación de innovación tecnológica es que en lugar de reducir costes, han aumentado, cada año, por ejemplo, con el pago de “LICENCIAS DIGITALES DE LOS LIBROS”, aparte de la compra física de los mismos.
Da la sensación de que el futuro de la educación pasa por las pantallas de estos aparatos digitales y así lo han refrendado años después, 645 expertos internacionales entrevistados para una encuesta, que han definido cómo será la escuela en 2030. En dichas propuestas y valoraciones han participado insignes personajes como el lingüista Noam Chomsky, o el profesor Sugata Mitra: “…Las escuelas se convertirán en redes, donde los alumnos interactuarán entre ellos y con el profesor de forma que se produzca un aprendizaje colaborativo. Las clases magistrales desaparecerán y el profesor ya no ejercerá sólo como transmisor de conocimientos, sino que tendrá como principal misión guiar al alumno a través de su propio proceso de aprendizaje. El currículo estará personalizado a la medida de las necesidades de cada estudiante y se valorarán las habilidades personales y prácticas más que los contenidos académicos.
Pero… ¿quién elaborará esos contenidos? Las grandes multinacionales de informática aspiran a convertirse en los grandes educadores del mundo, Google, IBM, Microsoft, Cisco, Samsung, Apple… La educación virtual, es “el negocio del siglo XXI”.
Gracias a sus preguntas intencionadas, resulta curioso que los datos extrapolables de las respuestas, maticen “suavemente” su responsabilidad”, en las valoraciones referidas a unos cambios de hábito de consumo en relación a la cultura. ¿Qué venden ustedes menos? ¿Qué no van a poder sobrevivir a las nuevas tendencias lectoras amparadas en los mundos virtuales más allá de los márgenes de un folio? “Pues va ser que no”.
Pero no se preocupen, porque no son el primer sector al que las nuevas tecnologías les han “robado” la gallina de los huevos de oro. Por ejemplo, desde que los españolitos sabemos comprar un billete de avión y reservar un hotel por Internet, las agencias de viajes… “sufren”. Desde que sabemos cómo quedar con otros conductores para encontrar destinos comunes a través de aplicaciones web, los transportes de pasajeros… “sufren”. Pagar por pagar no se lleva desde “El Lazarillo de Tormés”.

¿Echan de menos, señores editores, los tiempos de Lectura de prensa deportiva y periódicos en los bares cada mañana, que les hacían vender millones de ejemplares cada día?, ¿añoran los tiempos, en el que los sucesivos cambios en las Leyes Educativas, les hacían vender libros “como churros”?, ¿es que no pueden cuadrar sus cuentas con las remesas de beneficios que, en el día de “San Jorge” les dedicaron junto a las rosas, en el santoral de ventas obligatorias, señaladas al cabo del Año? ¿Tanto les molestan los editores amateurs, blogueros, youtubers o españolitos con móviles, que marcan su propia línea ideológica a golpe de teclado virtual? La respuesta es clara. Sí. Porque no les basta con escribir y vender; además necesitan influir, educar, formar y dirigir en relación a las líneas editoriales que marcan desde sus direcciones de empresa.
En resumen… gracias a su encuesta tendenciosa, los españolitos somos “analfabetos, pocos viajados, y zalameros a la hora de pagar por consumir “su cultura” Desde el resquemor y la rabia que nos han producido los resultados alterados de su encuesta “claramente orientada”, esperamos que las Administraciones Públicas “no lean” su encuesta. Y seguramente será así, porque entre ese 40% de “no lectores”, se encontrarán los responsables de la firma de los contratos con sus empresas.

Muerto “su” Papel, sobrevive “nuestra” Lectura

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *