Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/13/d537853208/htdocs/clickandbuilds/Sextremadura/wp-content/plugins/suscriptflech/admin/includes/custom-metaboxes/init.php on line 746
Grado Universitario de Periodismo en Mérida

Grado Universitario de Periodismo en Mérida

Autor/a : Rubén Vizcaíno Balsera

* El Consejo Social de la Universidad de Extremadura, la Dirección General de Formación Profesional y Universidad, el Consejo Escolar, y el Rectorado de la UEX deben tomar las riendas para reordenar el mapa educativo de nuestros campus universitarios, descompensados ante la realidad socioeconómica y cultural extremeña.

*El Excmo. Ayuntamiento de Mérida debe seguir actuando en la exigencia de las implantaciones de nuevos Grados Universitarios y Grados Superiores en el CUM, (Centro Universitario de Mérida) de la misma manera como ha venido tratando la “justificación plausible” de la Facultad de Bellas Artes para Mérida”

Wikipedia: …”Desde el día de la fundación, del Centro Universitario de Mérida, el Ayuntamiento, ofreció a la universidad un terreno de 5,3 ha para la construcción de facultades de Bellas Artes, Periodismo y Arquitectura. Desde entonces ninguna de estas facultades ha sido construida aunque el proyecto de la Facultad de Bellas Artes se mantiene en constante discusión. A comienzos de 2014 la facultad seguía sin crearse y desde el partido político SIEX se propuso su ubicación en el antiguo Palacio de Justicia de Mérida. En octubre de 2016 se retomó la idea y comenzaron a celebrarse reuniones entre la dirección del CUM y el Ayuntamiento de Mérida para impulsar la implantación del grado en Bellas Artes.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Centro_Universitario_de_M%C3%A9rida

SIEX/Mérida formuló, días atrás la siguiente propuesta:

“…que sea el Campus de Mérida donde se asiente el Grado de Periodismo, en el contexto formal de la Universidad Pública, por cuestión de racionalidad y funcionalidad profesional, dado que en Mérida, Capital Autonómica, se encuentra el compacto informativo/periodístico más potente de la Comunidad de Extremadura, toda vez que la presencia de medios, agencias, cadena pública de televisión, tienen en Mérida la referencia presencial más determinante en la actividad informativa, derivada, lógicamente, de su papel político y administrativo. Al mismo tiempo su propio papel de Capital de Extremadura le otorga razones suficientes para una mayor cobertura universitaria en su campus, algo necesario para sustentar sus razones de servicio a los extremeños, así como su voluntad de ofrecer al exterior una imagen que, a su vez, sea la de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

(Fuente: https://www.facebook.com/siex.merida/?ref=br_rs).

En la entrevista realizada a Juan Carlos Peguero Chamizo, Director del Centro Universitario de Mérida el 21 de Septiembre en Mérida Digital, su respuesta ante la pregunta: “¿cuántos alumnos estudian en la Universidad de Mérida este año?” fue: Durante el pasado curso 2015/16, los estudiantes matriculados en el CUM llegaron a 650, repartidos entre los distintos Títulos oficiales de Grado y Máster que se imparten.” Citando fuentes de la Universidad de Extremadura, el Centro Universitario de Mérida (CUM), en el curso académico 20132014, contaba con 719 estudiantes, de los que 700 eran alumnos de pregrado y 19 de posgrado. Es decir, hemos perdido 69 alumnos en tres cursos escolares, un diez por ciento, Actualmente Mérida acoge al 2,64% de todo el alumnado universitario extremeño de un total de 24.530 alumnos (Fuente: Universidad de Extremadura 13/04/2016) El Periódico Extremadura: “La Universidad de Extremadura ha perdido casi 2.000 alumnos en tres años. El descenso de estudiantes de grados y antiguas diplomaturas y licenciaturas alcanza el 9%.

Desde hace varios años, amparados en las decisiones angustiosas, provocadas por la grave crisis económica que nos azotó, los alumnos y sus familias, han dado una tremenda bofetada a las enseñanzas universitarias, en pro de una formación profesional, bien argumentada ante los cambios económicos que se han planteado, ajustándose a las necesidades laborales de su entorno. Pero la formación exige un componente humanista y de formación integral que debe ser complemento absoluto de las formaciones profesionales, y ese el espacio educativo que no debe perder nuestra Universidad de Extremadura O insistimos en nuestras pretensiones por albergar nuevos Grados Universitarios atractivos para el alumnado y reales en sus salidas profesionales o vamos abocados a ocupar un espacio residual en la formación de las próximas generaciones de extremeños, que seguirán prefiriendo otros Campus:

Diario Hoy: La mayoría de los estudiantes de la Universidad de Extremadura son de la región. Apenas el 6,5 por ciento de las matrículas realizadas durante el curso 2009/2010 procedía de fuera, según el estudio elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. Según este mismo informe, el 32,5 por ciento de los estudiantes con residencia familiar en la región está matriculado en universidades de otras comunidades autónomas. «El saldo neto entre los denominados efectos atracción y expulsión toma un valor negativo importante», concluye el estudio. Al igual que ha ocurrido con el número global de universitarios, la cifra de alumnos de otras regiones ha bajado en la última década. En el curso 1997/1998 representaban el 12,8 de los estudiantes. Es prácticamente el doble que en la actualidad.”

En el pasado, se decidió que la capital extremeña debía convertirse en sede de las Consejerías de nuestra Administración, con lo que el tren de la formación profesional y universitaria tendría más peso en Cáceres y Badajoz. Es de agradecer el esfuerzo y la implicación de la UNED, en nuestra ciudad durante la década de los 80, porque de no haber sido así, nuestro tanto por ciento de Titulados Universitarios estaría a años luz, de los que poseen las capitales pacense y cacereña, ya que no todos los emeritenses podían marcharse a estudiar fuera, en un momento en el que el mundo de las Becas estaba empezando a caminar.

Existen soluciones sensatas y capaces, que propician una nueva redistribución, incorporando la formación profesional en ellos. De esa manera, daremos coherencia a las necesidades inmediatas de los alumnos con la obtención de títulos profesionales superiores que les den vía libre para poder decidir su incorporación al mundo laboral, al tiempo que puedan compaginar sus estudios universitarios en la rama en la que se han formado. Y en esta “nueva realidad educativa” Mérida también está perdiendo el tren. De los más de 14 nuevos estudios de formación profesional de grado medio y superior de nueva implantación en Extremadura que iniciaron su vida docente durante el curso 2016- 2017, Mérida no ha sido beneficiada con ninguno. “0” títulos en un momento de desarrollo de este tipo de estudios es inexcusable en su justificación.

Con sentido común y responsabilidad, la administración y seguimiento docente de “la oferta educativa privada”, supervisada por la Consejería de Educación y Empleo, podría ser una solución. Y no es nueva: “La Concertación”. Es el instrumento de control utilizado por lo público para poder ejercer el control en los contenidos a desarrollar, los criterios a examinar y la manera de dispensar los títulos desde el ámbito de los centros privados, que si quieren ejercer sus actividades docentes en nuestra región y ganar el sello de Universidad de Extremadura, o de la Consejería de Educación y Empleo en los títulos que expiden, al tiempo que se benefician de la obtención de becas autonómicas y estatales, deben trabajar de la mano en beneficio del alumnado extremeño. El problema es que estas Concertaciones llevan cerradas más de veinte años en nuestra Comunidad, y Populares y Socialistas no han sabido responder a esta realidad imparable, que ayudaría a paliar la falta de recursos, salvando a la vez calidad y control por parte de las instituciones. Queramos o no, los centros concertados, dan servicio en Educación y debe ser considerados un instrumento más dentro de esta búsqueda de optimización de recursos. Cualquier gobierno, sin sensibilidad hacia el servicio público y formación integral real, puede caer en la tentación de poder privatizar una serie de servicios, desentendiéndose en el desarrollo de sus prácticas educativas y en el reparto “interesado” de sus titulaciones ante los que cumplan económicamente con estas empresas privadas docentes, y justificando dicha “dejadez” por la falta de recursos que les ha llevado a reducir significativamente su oferta formativa, pero con la Concertación puede, y debe evitarse tal situación.

Insistimos en que Mérida ha trabajado durante todo este tiempo, para convertir a su oferta educativa en una referencia a nivel nacional en los ámbitos negociados al inicio de la vida de la CUM, pero en esta legislatura el Consistorio emeritense muestra signos de falta de ideas para seguir apostando y justificando el desarrollo del CUM a niveles equiparables a los campus Universitarios del resto de la Región.

La UEX debe optimizar los recursos educativos universitarios, en busca de una adaptabilidad real ante los cambios socioeconómicos y culturales que puedan producirse. Formación Profesional y Universitaria de la mano apostando por la reordenación de sus recursos en busca de la excelencia educativa, y el desarrollo a medio y largo plazo de las capacidades plenas de nuestro sistema educativo. Para llegar a tal fin, no basta con ampararse en la pasividad justificada por la “no existencia” de una Ley Educativa, la falta de recursos provocadas por los recortes de la crisis u otras cuestiones baladíes, sita en Bolonia, o en las presidencias del Consejo Social de la UEX, nuestra Dirección General de Enseñanza Profesional y Universitaria, el abandono del Rectorado, o en nuestro Consejo Escolar. Todo empieza aquí, en casa, en Mérida, en las reivindicaciones justificadas que debemos realizar los emeritenses, encabezados por nuestros gobernantes. Y, de momento, no hemos conseguido mucho.

Rubén Vizcaíno Balsera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *